jueves, 11 de febrero de 2010

los valores cristianos

¿Qué es un valor?Un valor es cualquier cosa que me resulta un bien para mi. Por simple que sea ésta, será valiosa para mí si me permite hacer algo que me parezca provechoso.
Por ejemplo, para un papá, el estar el domingo en la mañana con su esposa y sus hijos, convivir con ellos, dedicar su tiempo a la familia tiene un valor. Entonces, se esforzará por lograr esa convivencia familiar. Se levantará temprano, preparará todo lo que se necesite para disfrutar sus horas de descanso en compañía de su familia. Para él, el tiempo dedicado a su familia es un valor.

Los verdaderos valores siempre producen un crecimiento.Estos últimos valores que nos hacen mal, que no nos ayudan a crecer como personas, que nos alejan de Dios, los llamaremos antivalores.

Los valores cristianos oponen a la naturaleza humana un código de conducta basado en la oposición entre la carne y el espíritu, extraído de revelaciones exageradamente religiosas de hace dos mil años atrás, en la que la carne –el cuerpo físico y mental- tiene permanente tarjeta amarilla, y la mayoría de las veces la roja, porque nuestro cuerpo es cuerpo de pecado, y sus inclinaciones son muerte, los que se guían por el espíritu y sacrifican sus inclinaciones son hijos de dios, resucitarán y tendrán la vida eterna. Según estas bi milenarias revelaciones hay que despreciar esta vida en beneficio de la otra.

Los valores cristianos: Son aquellos que Dios ha querido enseñarnos, como la humildad, la abnegación, la caridad fraterna, la santidad, la castidad por amor a Dios, etc. Todos ellos son la corona del cristiano.
Los valores son el motor de nuestras vidas. Son esos bienes hacia los cuales tendemos.Sean grandes valores que realmente nos importen, sean mínimos que no tengan importancia o, por el contrario, que en vez de ayudarnos nos destruyan.
Los verdaderos valores siempre producen un crecimiento.Estos últimos valores que nos hacen mal, que no nos ayudan a crecer como personas, que nos alejan de Dios, los llamaremos antivalores.


No hay comentarios:

Publicar un comentario